Los futuros de crudo en Estados Unidos cayeron el viernes después de que Libia declaró un cese al fuego para cumplir con una resolución de la ONU que autoriza una zona de exclusión aérea liderada por Occidente y otras acciones militares para proteger a los civiles.

Pero las pérdidas fueron recortadas al cierre después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que si el líder Muammar Gaddafi no cumple con las demandas de la comunidad internacional, enfrentará las consecuencias que incluyen una acción militar.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para entrega en abril cerró a US$101,07 por barril, una baja de 35 centavos, en operaciones desde US$100,14 a US$103,66.

Para la semana, el crudo de pronta entrega perdió 9 centavos.