El petróleo estadounidense trepó el lunes más de 3 dólares, hacia US$100 por barril, al crecer el optimismo por un sólido gasto de los consumidores y ante unos esfuerzos renovados por frenar la crisis de deuda en la zona euro.

El alza se registró pese que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que no está en discusiones con las autoridades italianas sobre un plan de refinanciación, enfriando las expectativas de que esté elaborando un paquete de ayuda ante un empeoramiento de la crisis de deuda soberana.

El petróleo estadounidense llegó a subir US$3,14, hasta US$99,91 el barril, antes de retroceder hacia US$99,80 para las 0907 GMT.