Londres. El petróleo Brent se mantenía estable el martes, por encima de los US$111 el barril, pues las preocupaciones acerca de la salud económica europea seguían controladas, en cierta medida.

El petróleo estadounidense registraba el tercer día de alzas, par alcanzar un nuevo máximo en tres meses.

Los futuros del petróleo Brent disminuían 16 centavos a US$111,29 a las 0929 GMT, aunque de a ratos pasaban a territorio positivo.

El crudo estadounidense se cotizaba con un alza de US$1,07 a US$92,34 el barril, tras alcanzar US$92,99, máximo desde inicios de agosto.

"La economía real de Europa no está muy fuerte", dijo Masaki Suematsu, un corredor de bolsa de Newedge en Tokio.

Por su parte, un operador de la firma Jeffrey Bache, Christopher Bellew, dijo que el petróleo estaba sujeto a un retroceso, citando factores técnicos.

"En el muy corto plazo, está en un rango de 108 a US$112 para el contrato del Brent del próximo mes", dijo Bellew.

"Ahora está cerca del límite superior del rango y quizá es momento para un descenso", añadió.

No obstante, la caída del valor del crudo estaba limitada por unas ganancias corporativas relativamente fuertes.

La firma de petróleo y gas BG Group y Deutsche Bank superaron las previsiones, lo que ayudaba a apuntalar las acciones europeas.