Los distritos de los segmentos C y D de Lima Metropolitana se mantienen como los más dinámicos en la demanda de viviendas, impulsados por el acceso a créditos hipotecarios a través del Fondo Mivivienda, señaló hoy la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco).

El director ejecutivo de Capeco, Guido Valdivia, precisó que estos sectores se encuentran en los distritos de San Miguel, Pueblo Libre, Jesús María, Lince, y Magdalena del Mar, a los que se le han sumado en estos últimos meses Surquillo, Chorrillos y Los Olivos.

"Mivivienda está generando que los distritos de los sectores B y C1 mantengan su dinamismo en la demanda de viviendas", aseveró hoy tras presentar el 9 Informe Económico de la Construcción.

Explicó que otros distritos que deberían presentar mayor dinamismo son los impactados por Techo Propio, como Carabayllo y Puente Piedra, pero el escaso acceso a redes de agua y desagüe limitan la expansión de viviendas.

"Para estos distritos, se podría decir que son de los sectores C2 y D, deberían presentarse una mayor oferta, pero la falta de redes de agua y desagüe limitan la capacidad de producción", comentó.

En cuanto al sector A indicó que esta sigue demandando viviendas, pero lo que se presentó hace algunos meses fue una "sobreoferta temporal", toda vez que el tamaño del sector es pequeño y es atendido por una gran cantidad de pequeñas empresas.

"Este pequeño sector es atendido por empresas que hacen uno o dos proyectos pequeños por lo que la sobreoferta temporal es grande, pero estimamos que la producción de viviendas en este sector crecerá el próximo año", subrayó.

Precios

Cabe indicar que hoy Capeco presentó el 9 Informe Económico de la Construcción y en dicho documento se informó sobre las expectativas del empresariado frente al dinamismo del sector en el segundo semestre del año.

En ese sentido, el gremio señaló que el 76% de los promotores inmobiliarios considera que los precios de las viviendas se incrementarían este año respecto al 2015, mientras que el otro 24% afirma que no habrá variación alguna.

Así, el 10% de los empresarios encuestados proyecta que el precio de las viviendas crecerá entre 5% y 10%, el 29% de los entrevistados entre 2,5% y 5%, el 27% hasta 2,5% y el 24% de las inmobiliarias afirma que no crecerá nada.

"En promedio la percepción de los promotores es que los precios de las viviendas se incrementaría 2,54% en el 2016", según el estudio.