La Habana. Cuba duplicó el precio de la caña de azúcar, reprogramó o canceló las deudas de los productores y adoptó otras medidas para incrementar la cosecha en el corto plazo, informó este jueves el ministro del Azúcar, Orlando Celso García.

García, que está recorriendo el país con la esperanza de que mejore la cosecha en los meses más calurosos y húmedos, cuando la caña crece 40% de su peso, dijo que se dispone de fertilizantes, herbicidas y otros suministros para garantizar una zafra mejor que la del 2011.

En la cosecha de este año la industria alcanzó un poco más de 1,5 millones de toneladas, según cálculos de Reuters, un poco mejor que los 1,1 millones de toneladas cosechadas en el 2010, pero aún uno de los peores desempeños en más de 100 años.

La estatal Agencia de Información Nacional (AIN) citó a García diciendo que el Ministerio del Azúcar está comprando la caña a 104 pesos (US$4,25), en comparación con el precio anterior de 50,90 pesos.

García dijo que en la central provincia de Camagüey había sido reprogramada o cancelada la deuda de los productores, por unos 500 millones de pesos.

"Estas medidas, entre otras más, muestran el interés por reanimar y elevar a corto plazo los resultados en el cultivo", dijo García a la AIN.

El ex ministro de Economía, Marino Murillo, que ahora lidera un plan de reformas económicas en la isla, anunció en el 2010 que una reorganización de la industria comenzaría en el verano con vistas a obtener resultados razonables para el año 2015 de alrededor de 2,5 millones de toneladas.

Cuba consume un promedio de 700.000 toneladas de azúcar al año, sin embargo el pasado año fue de alrededor de 600.000 toneladas debido a la reducción de la ración mensual que entrega en la canasta básica de los cubanos y a otras medidas.

Otras 400.000 toneladas se exportan a China en virtud de un acuerdo.