El gobierno cubano pone en práctica desde hace un año el programa "Cambio climático en Cuba: Impacto, mitigación y adaptación", que busca preparar a la sociedad para lidiar con ese desafío ambiental, informó esta sábado la prensa local.

"Enfrentar el fenómeno conocido como calentamiento global constituye una prioridad para el estado cubano, por lo cual se pone en marcha este programa que incluye 16 proyectos en ejecución, con intervención de 27 instituciones nacionales y cerca de 150 investigadores", dijo el diario Granma.

El rotativo citó al doctor en Ciencias Eduardo Planos, especialista del Centro del Clima y coordinador del programa, quien explicó que se trabaja para hallar soluciones viables a los problemas causados por el calentamiento global a sectores priorizados.

Plano explicó en ese sentido que se atienden de manera especial la agricultura, los recursos hídricos, los suelos, los bosques, los asentamientos y ecosistemas costeros, la diversidad biológica y la salud humana y veterinaria.

El experto reveló que ya existen 35 propuestas de opciones de mitigación, las cuales incluyen la utilización de tecnologías más eficientes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

También se aplican "medidas de adaptación" en cultivos como la papa, el arroz y el tabaco, con énfasis en el empleo de variedades más resistentes a las tensiones ambientales, el manejo sostenible de la tierra y la mejora de la eficiencia en cuanto al uso del agua para riego.

Todas esas medidas buscan preparar a la isla para enfrentar el calentamiento global, fenómeno que ya se evidencia con indicios como un aumento de la temperatura media en 0,9 grados Celsius entre 1951 y 2010.

De acuerdo con los investigadores, la tendencia es que el clima en el país será más cálido y seco, con posibles incrementos en la temperatura media de dos a tres grados para finales del actual siglo.