La Habana. Xinhua. Las fuentes de energía renovable en Cuba aportaron el 21,6% de la energía utilizada en el país durante el pasado año, según reportes de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

De acuerdo con el informe "Energía Renovable. Cuba 2011", citado por la prensa local, esa cifra significa un aumento de 4% respecto al año 2010, además de un ahorro de 1.135 toneladas de petróleo.

La ONEI explicó que entre los principales factores que inciden en ese incremento están el uso de la energía obtenida por la biomasa (sobre todo bagazo y paja de caña) y el aporte de las hidroeléctricas.

En total la isla cuenta con 15.598 dispositivos de energía renovable emplazados, de los cuales se explotan el 86,9%, la mayoría molinos de viento y calentadores solares.

La casi totalidad de los 5.883 equipos que emplean la energía eólica es utilizada fundamentalmente en la extracción de agua para sustituir motobombas que consumen combustible diesel o electricidad.

Aunque no especifica cuáles son, la ONEI informa que se continúan los estudios en las zonas de mayor potencial eólico del archipiélago cubano.

Además de pretenderse instalar nuevos dispositivos, se aspira a poner en explotación los cerca de 300 molinos de viento actualmente sin uso alguno.

Los expertos insisten en que, ante el alza de los precios de los combustibles fósiles y las perspectivas de agotamiento en un futuro cercano, es preciso recurrir a las energías renovables y alternativas.