Holguín. La construcción de una planta de ferroníquel como parte de una empresa mixta entre Cuba y Venezuela podría estar lista a fines del 2013 o inicios del 2014, detallaron algunos medios locales.

El canal local de televisión Tele Cristal mostró imágenes de los trabajos que se realizan en la planta y de la construcción de los tanques de combustibles. La prensa extranjera no ha tenido acceso a ello.

"El cronograma de ejecución de la obra no tiene atrasos, se desarrolla normalmente y el plan es que a finales del 2013 o en el primer trimestre del 2014 se concluirá", dijo el reporte de televisión.

Cuba y Venezuela fundaron la empresa Ferroníquel SA en el año 2007, con vistas a concluir obras que habían quedado sin terminar tras el colapso del principal benefactor y aliado de la isla, la ex Unión Soviética.

Los dos países también han formado una empresa mixta para producir en Venezuela acero inoxidable utilizando el ferroníquel cubano.

La planta cubana lleva una inversión de US$700 millones y otros US$600 millones son utilizados en una planta de acero en Venezuela.

Las autoridades cubanas han dicho en el pasado que Camarioca, situado en el municipio de Moa, en la provincia de Holguín, podría producir 68.000 toneladas de ferroníquel al año (21.000 toneladas de níquel), utilizando lo que queda de dos plantas de níquel en la ciudad minera.

La industria cubana del níquel se encuentra en Holguín, donde los medios locales informaron que en el 2011 la industria logró "el 99% del plan", pero no agregó otros detalles.

Níquel es secreto de estado. Cuba tiene actualmente tres plantas de procesamiento de níquel que operan en Holguín, una de ellas es una empresa mixta con la canadiense Sherritt International y otras dos plantas antiguas son de propiedad estatal.

Cuba informó que la planta operada por Sherritt produjo un récord de 37.000 toneladas de níquel sin refinar más cobalto, pero no proporcionó información sobre las plantas cubanas.

El gobierno no ha reportado la producción anual de níquel sin refinar más cobalto desde una producción por debajo de las 70.000 toneladas en 2010.

En 2009, la isla produjo 70.100 toneladas, mientras en el 2008 la cifra fue de 70.400 toneladas, después de un promedio de entre 74.000 y 75.000 toneladas durante gran parte de la última década.

Cuba es uno de los principales productores de níquel del mundo y suministra el 10% del cobalto global, según datos del Ministerio de la Industria Básica.

El ferroníquel es una combinación de hierro y níquel utilizado en la fabricación de acero.

El níquel es esencial en la producción de acero inoxidable y otras aleaciones resistentes a la corrosión. El cobalto es esencial en la producción de superaleaciones utilizadas para productos como motores de aviones.

El níquel sin refinar más cobalto se ha consolidado como una de las principales exportaciones de la isla, y es considerado Clase II, con un promedio de 90% de contenido de níquel.

Cifras oficiales indican que en la provincia de Holguín, donde se encuentra la industria, existe alrededor de un tercio de las reservas conocidas del mundo.