La Habana. Las autoridades cubanas esperan aumentar la exportación de carbón vegetal a partir de la eliminación del marabú, una planta de las mimosas que invade buena parte de las áreas de cultivo de la isla.

Hace unas semanas, el ministro de Agricultura, Gustavo Rodríguez, pidió aprovechar la amplia demanda que tiene el carbón en el mercado internacional, aunque abogó por una producción generada a partir de la "racional explotación de las áreas forestales disponibles".

Rodríguez demandó aplicar variantes ágiles en las entidades agroforestales que "posibiliten aprovechar al máximo las potencialidades del marabú", un árbol que resulta dañino para los suelos, pero "con las propiedades maderables requeridas para la producción de carbón".

Con la llegada al poder del presidente Raúl Castro, en 2006, en la isla se inició una fuerte campaña de recuperación de las áreas de cultivo a partir de la eliminación del marabú.

El ministerio de la Agricultura aprobó entonces un Programa Nacional para la producción de carbón, que se basa sobre todo en el aprovechamiento del marabú eliminado, y que ya ofrece ganancias a la isla por la exportación de ese producto.

En la semana que acaba de concluir, durante la 35 Feria Internacional de La Habana, firmaron un convenio la estatal CubaExport y la compañía estadounidense Coabana Trading para el envío a Estados Unidos, en diciembre próximo, de dos contenedores con 40 toneladas de carbón vegetal artesanal roturado de Marabú.

Un acuerdo similar fue firmado el pasado 5 de enero, y 12 días después Cuba envió por vía marítima desde el puerto del Mariel rumbo a los muelles de Everglades, en La Florida, otros dos contenedores con 2.526 sacos de carbón vegetal, por un valor de US$16.800.

Esa operación comercial constituyó la primera exportación de un producto cubano al país norteño en más de medio siglo de prohibiciones, por la política de bloqueo económico decretada por Washington contra La Habana debido a sus diferencias político-ideológicas.

Ahora, el presidente de Coabana Trading, Craig J. Litherland, admitió que el bloqueo "es un problema", pero explicó que existen algunas excepciones que permiten realizar esas operaciones.

La directora general de CubaExport, Isabel O'Reilly, indicó que el nuevo acuerdo representa un "indicativo de la aceptación" del producto en Estados Unidos, donde Cuba pretende abrir este tipo de venta con otro cliente y aumentar los envíos a ese destino.

La elaboración del carbón vegetal cubano para la exportación comienza en las cooperativas agropecuarias que talan y procesan el marabú, y luego lo venden a otra empresa que lo prepara para su comercialización final.

La empresa CubaExport se encarga de la venta, los trámites y la salida del país del carbón, que es comercializado por las firmas Cimex, Cítricos Caribes y Alcona.

La empresa cubana líder en la exportación de carbón de marabú es la Agroindustrial Ceballos, que en los últimos 11 años ha producido 204.323 toneladas de este producto para el mercado internacional, según cifras difundidas recientemente.

Cuba exporta anualmente unas 80.000 toneladas con destino principalmente a países europeos como Grecia, España, Portugal y también a Arabia Saudí, Siria, Turquía e Israel.

Al carbón vegetal de marabú se le atribuye un alto poder calórico y energético, pues se produce en hornos artesanales de manera natural, y su producción no constituye una causa de deforestación.