La Habana. Cuba espera recibir en este 2018 a cinco millones de turistas, cifra que significaría un nuevo récord para ese sector, convertido desde hace unos años en el más dinámico de la economía nacional.

"El 2018 será el año de los cinco millones (de turistas)", dijo el ministro de Turismo de la isla, Manuel Marrero, quien además anunció que el actual "será un año de grandes inversiones" en el sector.

El gobierno cubano tiene un plan de desarrollo turístico hasta el año 2030, que incluye la construcción de 224 nuevos hoteles y la ampliación de otros 32 que tienen una gran demanda, como el Meliá Habana.

Ese proyecto prevé ampliar la capacidad de alojamiento hasta 103.000 habitaciones, una cifra muy por encima de las 68.000 con que cuenta la isla en la actualidad y a las que se suman unas 21.000 de renta en casas particulares.  

En el año que recién concluyó, la isla recibió 4,7 millones de turistas, lo que representa el 16,5% de crecimiento en relación con 2016, cuando Cuba logró el récord de 4,5 millones de visitantes extranjeros.

El sector experimentó un fuerte auge hace un año y medio en coincidencia con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre la isla y Estados Unidos, crecimiento que ahora está en peligro por el giro de la política de Washington hacia Cuba.

Según cifras oficiales de la cancillería cubana, entre enero y noviembre del año pasado viajaron a la isla desde Estados Unidos 579.288 personas, para un aumento del 248,7% en relación con 2016.

Según cifras oficiales de la cancillería cubana, entre enero y noviembre del año pasado viajaron a la isla desde Estados Unidos 579.288 personas.

Las leyes del bloqueo que aplica la Casa Blanca contra Cuba impiden a los estadounidenses viajar libremente a Cuba, restricciones endurecidas por la administración de Donald Trump en junio último.

Como si fuera poco, el Departamento de Estado acaba de colocar a Cuba en el tercer nivel de un escalafón de cuatro que alerta sobre el riesgo de viaje de los estadounidenses.

Esta semana, el gobierno de Trump pidió a sus ciudadanos "reconsiderar las visitas" a Cuba debido a que "existen riesgos graves para su seguridad y protección".

A pesar de los malos augurios, el Ministerio del Turismo (Mintur) está empeñado en mantener la marcha ascendente del ramo, y para eso ha incluido 152 negocios en la nueva Cartera de oportunidades para la inversión extranjera, un compendio gubernamental que cada año se actualiza y cuya más reciente edición fue presentada en noviembre último.

Entre las propuestas disponibles para los posibles inversionistas extranjeros están una gran cantidad de productos extrahoteleros y la creación de parques temáticos y acuáticos.

En las nuevas proyecciones de desarrollo del Mintur se incluye la preparación de campos de golf que no estarán asociados a proyectos inmobiliarios, como los que se ejecutan en el balneario de Varadero y en la oriental provincia de Holguín.

Además, están los proyectos inversionistas en Viñales, un hermoso valle en el extremo occidental de la isla y a unos 175 kilómetros al oeste de La Habana, que tiene la mayor cantidad de hospedajes del sector no estatal y donde el Mintur acaba de inaugurar el hotel Central de Viñales.

También está en los planes Trinidad, una localidad colonial ubicada a unos 315 kilómetros al sureste de La Habana, convertida en un importante atractivo turístico, donde se edifica el Hotel Gran Meliá, en la cercana península de Ancón.

Todos estos planes deberán potenciarse en mayo próximo, cuando sesione la Feria Internacional de Turismo FITCuba 2018, que tendrá por escenario al paradisíaco Cayo Santa María, ubicado al norte de la central provincia de Villa Clara.