La Habana. Cuba, que ha visto caer en picada su producción cafetalera en los últimos años, está evaluando la primera variedad de café arábico cosechada en la isla, dijo este viernes una emisora local.

La estatal Radio Reloj informó que la nueva producción, a partir de las variedades Caturra, Villalobos, Catuai, y material botánico de la especie conocida como "salvaje de Etiopía", está en fase de pruebas en la Estación Experimental de Investigaciones del Café en Villa Clara, 270 kilómetros al este de La Habana.

El experimento llega en momentos en que el país toma medidas para revertir la caída en la producción del café, de alta demanda nacional.

"Con la siembra de las plántulas a cielo abierto comienza la primera fase de la etapa productiva de la variedad generada en el país, donde se evalúan parámetros como la resistencia a enfermedades y rendimientos productivos", dijo Radio Reloj.

Los expertos a cargo del proceso buscan conocer el grado de adaptabilidad de la especie en condiciones naturales, y dijeron a Radio Reloj que la variedad exige niveles específicos de humedad y temperatura, así como un alto nivel de abonos y nutrientes.

La producción del café en la isla aún no repunta, pese a que el Estado triplicó el precio que paga a los productores y ofreció incentivos a los granos de mayor calidad, como parte de un plan de reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro para mejorar la economía socialista.

En 2009, por ejemplo, la producción cafetalera cayó a un mínimo histórico de 5.500 toneladas debido al descuido del sector y el envejecimiento de las plantas, la peor cosecha desde un récord de 60.300 toneladas en la zafra de 1961-1962, según cifras oficiales.

La baja producción reportada el pasado año obligó a un gasto de cerca de US$40 millones para importar el café que el Estado vende a precios fuertemente subsidiados mediante un sistema de racionamiento. La cuenta ascendería a 47 millones de dólares en 2011.

Un total de 80.700 hectáreas están dedicadas al cultivo del café, de las que sólo el 85% está en producción.

La recolección del grano comienza en agosto y se extiende hasta marzo, aunque la mayor parte del café es cosechado entre octubre y enero.