La Habana. Cuba prevé invertir US$300 millones durante 2015 para la ejecución de obras hidráulicas en varias ciudades del país, informó hoy una directiva del sector citada por medios oficiales.

La presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) de la isla, Inés María Chapman, explicó que la financiación estará dirigida a las obras que se llevarán a cabo en las redes de abastecimiento y plantas potabilizadoras.

El programa de 2015 es "bastante ambicioso", señaló Chapman y anunció que ya cuentan con un presupuesto inicial adquirido por medio de créditos y donaciones, además de una financiación aprobada por el Gobierno para comenzar las obras, informa la agencia estatal Prensa Latina.

La especialista indicó que entre los territorios beneficiados por las inversiones se encuentran las ciudades de Manzanillo y Bayamo, en la provincia oriental Granma, Camagüey (centro-este), La Habana, las localidades de Cárdenas (provincia occidental de Matanzas), y el municipio especial Isla de la Juventud, situado al sur de La Habana.

Explicó que en cada una de las provincias se realizará mantenimiento a conductoras y redes, para dar solución a problemas existentes en cada área.

La infraestructura hidráulica de Cuba arrastra el deterioro de las redes, derrames y mal estado de tuberías y desagües domésticos.

En la actualidad la isla dispone de 240 presas y 805 micropresas, 16 grandes estaciones de bombeo, 2.416 acueductos y más de 22.500 kilómetros de redes de acueductos, según datos del INRH.

La cobertura de agua abarca el 94,5% de la población de 11,1 millones de habitantes en el país y los sistemas de acueducto abastecen a más de 8,2 millones de personas.