La Habana. Cuba prevé un alza en los ingresos del sector turístico en el 2011, un indicador que se mantuvo estancado por años pero que repuntaría por la recuperación del mercado europeo y cubano-estadounidense, dijo este jueves un experto local.

El turismo es una de las principales fuentes de divisas de Cuba. En el 2010 inyectó ingresos superiores a los US$2.200 millones a la debilitada economía local, pero la cifra se mantiene hasta ahora por debajo de las expectativas de la isla.

Ariel Terrero, experto local en temas económicos, dijo a la televisión estatal que este año no sólo crecería la cifra de visitantes foráneos, como ocurrió en los últimos tiempos, sino que también aumentaría el número de turistas cubanos que viven dentro y fuera del país.

"Al paso con que ha comenzado este año, es previsible que en el 2011 el volumen de ingreso que tenga el turismo realmente supere de forma importante lo que se logró en el año 2010", dijo Terrero, sin precisar cifras.

"Lo interesante diría yo es la recuperación (...) del arribo de turistas europeos. En años anteriores este flujo de turistas del viejo continente realmente decayó pero en estos primeros meses ya ha tenido una recuperación", dijo aludiendo a países como Inglaterra y Francia.

De cumplirse el pronóstico, habría una variación en la tendencia reportada en el pasado, cuando creció la cifra de turistas pero fueron en picada los ingresos, dijo el experto.

El optimismo está centrado además en reportes oficiales recientes que indican que entre enero y mayo hubo un alza del 11,3% en la llegada de visitantes extranjeros con respecto a igual período del año anterior.

Terrero atribuyó también la eventual mejoría a la decisión del presidente Barack Obama de permitir los viajes de cubano-estadounidenses y el envío de remesas a la isla, que colocó a los cubanos como segundo grupo de turistas en el país detrás de Canadá.

Según estimaciones de agentes de viajes y diplomáticos, unos 350.000 cubano-estadounidenses llegaron a la isla el año pasado.

El sector turístico es crucial para captar divisas, según el plan del presidente cubano Raúl Castro, cuyo Gobierno está impulsando más de 300 reformas económicas para modernizar la economía y salvar el sistema socialista instalado hace medio siglo.

El turismo es además una fuente importante de empleo, en el que trabajan más de 110.000 cubanos y es un mercado seguro para otras áreas de la economía local.

Cuba espera este año el arribo de unos 2,7 millones de turistas, desde 2,5 millones de visitantes reportados en el 2010, procedentes principalmente de Canadá, Rusia, Argentina, Reino Unido, Chile, Polonia, Venezuela y Bélgica, según datos oficiales.

Para alcanzar la meta las autoridades locales están enfocadas en "diversificar" el sector y han dado luz verde a nuevos atractivos como las marinas y los campos de golf.