La Habana. Cuba redujo en 31% sus importaciones de alimentos de Estados Unidos el 2010, hasta US$366 millones debido a problemas de liquidez, dijo este viernes un grupo que monitorea el comercio entre ambos países.

Según el U.S.-Cuba Trade and Economic Council, un grupo independiente con base en Nueva York, Cuba, corta de efectivo, redujo sustancialmente sus importaciones y perdió interés en los productos estadounidenses debido al financiamiento de sus aliados Venezuela y China.

El informe menciona además facilidades comerciales y financieras ofrecidas por países como Argentina, Brasil, Canadá, Irán o Rusia.

"En el año 2010 las exportaciones de alimentos y productos agrícolas de Estados Unidos a Cuba fueron de US$366 millones, comparado con US$528 millones en el 2009", dijo el U.S.-Cuba Trade and Economic Council en un comunicado.

El recorte de las compras de Estados Unidos confirma los esfuerzos del gobierno cubano de reducir su dependencia de las importaciones para nivelar sus cuentas. Cuba importa alrededor del 60% de los alimentos que consume.

Una enmienda al embargo comercial de Estados Unidos contra Cuba autorizó la exportación de alimentos a la isla de gobierno comunista desde el 2001.

A pesar de la hostilidad política, Estados Unidos se convirtió rápidamente en el principal proveedor de alimentos de Cuba.

Según cifras del U.S.-Cuba Trade and Economic Council, las exportaciones estadounidenses a la isla llegaron a un máximo de US$710 millones en el 2008.

Pero Cuba se ha quejado de las desventajosas condiciones financieras de sus compras a Estados Unidos. El embargo le exige pagar en efectivo antes del embarque y exige complejas transacciones bancarias a través de terceros países.

En el 2010 Cuba importó pollo, maíz, soya, trigo y carne de cerdo de Estados Unidos, entre otros productos.