Santiago. Uruguay es uno es los países con las cuentas residenciales de luz más altas de América Latina y quien le sigue es chile, cuyo sistema eléctrico aún no termina de ajustarse luego de la crisis energética que sufrió.

La consultora argentina Montamat y Asociados reveló que en julio, tomando como referencia los precios de la empresa Chilectra, que presta servicios a 33 comunas de la Región Metropolitana, la boleta de electricidad de una casa que consume en promedio 150 megawatt, llegó a US$150. 

Esto muestra que está por debajo de Uruguay, cuya suma asciende a US$221, pero superaría a los países de Brasil con US$111,5 por megawatt, Perú con US$110, México con US$89,7, Ecuador con US$80 y Argentina con US$52,5.

Según publica El Mercurio, Sebastián Bernstein, ex secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía de Chile(CNE) y socio de Synex Consultores, dice que los países que tienen tarifas menores presentan mercados diferentes al chileno. El más similar sería el brasileño ya que los precios responderían a un sistema de licitación.

Comenta que en Chile, las cuentas de luz son más altas por la mayor presencia de unidades térmicas. "El mercado eléctrico en Chile no ha normalizado sus precios, lo que afecta las tarifas, y además, en las cuentas sigue el recargo del 20% para cubrir la deuda que mantienen las generadoras por las ventas de energía a distribuidoras sin contrato", dijo.