El presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Manuel García, sostuvo que “las que se comieron las reservas” de hidrocarburos de Argentina. “Fueron las empresas petroleras gracias a la desregulación del mercado”, agregó.

García salió así a responder al titular de Shell, Juan José Aranguren, quien cargó contra el gobierno, adjudicándole la responsabilidad de la caída de las reservas hidrocarburíferas.

Aranguren sostuvo que la nacionalización de YPF “nace a partir del reconocimiento de una verdad, que la Argentina se comió las reservas”.

“Las empresas multinacionales están tratando de poner palos a la regulación del mercado”, advirtió en tanto el presidente de AESI.

A su criterio, la intención de Aranguren es “retomar el modelo que se aplicó en la década del ‘90, cuando las empresas gozaban de gran rentabilidad y no tenían ningún tipo de control por parte del Estado”.

"Las petroleras están tratando de ponerle palos en la rueda a la expropiación de YPF y a las intervenciones del gobierno”, afirmó García, quien remarcó que “las multinacionales no invirtieron un solo peso y remitieron todas sus ganancias a las casas matrices”.

El dirigente empresario que representa a las estaciones de servicio de bandera blanca advirtió que ejecutivos como Aranguren “quieren seguir con el vaciamiento y buscan volver a las prácticas que nos llevaron a esta profunda crisis”.

“¿Por qué se quedan Esso y Shell en este país si es estatista? Porque igual se llenan de plata”, aseguró García.