Chicago. Las lluvias y temperaturas más bajas en la zona productora de granos en Estados Unidos, golpeada por una sequía histórica, darán alivio a la soja de final de temporada, pero la mejoría en el clima llegará tarde para los ya severamente dañados campos de maíz, dijo este miércoles un meteorólogo agrícola.

"Definitivamente es mejor que lo que hemos tenido pero no estoy seguro de decir que la sequía se acabó. En el panorama más adelante aún se ve un posible retorno de las temperaturas altas y de la sequía", declaró el meteorólogo de AccuWeather, Jason Nicholls.

El experto dijo que se esperaban 6,35 a 19,05 milímetros de lluvia en un 75% de la zona central desde este miércoles hasta la mañana del viernes y que un sistema climático similar se aguardaba para la próxima semana.

"Las temperaturas serán más frías en el fin de semana (...) luego subirán nuevamente la próxima semana, pero no serán tan extremas como las que tuvimos", detalló Nicholls.

Temperaturas sobre los 26 grados centígrados se esperan en la zona central para los próximos días, en lugar de los 32 grados que se tuvo recientemente en el área y menos de los 37 grados que habían estado afectando las perspectivas de producción de maíz y soja del país.

Los precios del maíz y la soja treparon a récord a fines de julio debido al empeoramiento de la sequía, que recortó la producción. Los valores han cedido desde entonces ante temperaturas más moderadas y algunas lluvias.

Commodity Weather Group (CWG) manifestó este miércoles que cerca de un tercio de los cultivos de soja de la zona central se mantendrían bajo un estrés significativo ante la poca humedad.

CWG también dijo que los modelos climáticos en los que se basan los pronósticos mostraban cierto desacuerdo este miércoles sobre la cantidad de humedad que la zona central recibirá en al zona central. Algunas estimaciones muestran algo de escepticismo de que caigan lluvias significativas.

La peor sequía en más de medio siglo se ha extendido a la región productora del Delta en el bajo Misisipi, donde se cultivan grandes áreas de soja, algodón y arroz.