Washington. Naciones reunidas en una cumbre en Washington se comprometieron el martes a evitar que "actores no estatales" obtengan material nuclear para propósitos malintencionados, en una dentro del grupo de medidas para impedir el terrorismo atómico.

Un borrador de un comunicado también insta a tomar nuevos controles sobre uranio altamente enriquecido y el plutonio separado -componentes claves para armamento nuclear-, y a la vez reconoce que las medidas de seguridad "no deberían infringir los derechos de los estados a usar energía nuclear para propósitos pacíficos".

En paralelo, Rusia anunció que gastará hasta US$2.500 millones para desechar 34 toneladas métricas de plutonio a un grado que puede ser utilizado en armas bajo un acuerdo con Estados Unidos, informó el martes el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov.

El funcionario declaró antes de una reunión programada para firmar junto a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, un protocolo para un acuerdo para que ambas naciones reduzcan sus reservas de plutonio de los programas de armamento de la Guerra Fría.