Buenos Aires. Las condiciones de la banca argentina, los salarios y los precios de las casas y departamentos han provocado que millones de argentinos prefieran el arriendo de un inmueble antes de adquirir un crédito hipotecario, según la colsultora Abeceb.

La consultora advirtió que las cuotas mensuales de un crédito hipotecario son hasta tres veces más caras que el alquiler de un departamento, además de cubrir solamente el 70% de la deuda. 

Un caso extremo se da en el caso de departamentos de 60 metros cuadrados, con un crédito con plazo de 20 años y una tasa promedio (25,4%), donde la cuota inicial es de US$890.  En cambio, el alquiler tiene un costo estimado entre US$296 y US$321.

El informe afirma que la diferencia se explica porque desde la devaluación de 2002, en la Capital Federal el valor de las viviendas crecieron 460%, los salarios 270%, y los alquileres 130%, explicó el informe, consignó La Razón de Argentina.

Asimismo, se ha sumado la dificultad que tienen los argentinos en acceder a créditos por requisitos salariales. 

En los últimos años se ha reducido el peso del crédito hipotecario en el PBI, llegando en Argentina hasta 0,7% en 2010, cuando en Brasil es de 3,5% y en Chile de 7%.