Un aumento de las ventas de los vehículos Mercedes-Benz impulsaron los resultados operativos de la alemana Daimler un 15%, ligeramente por debajo de lo esperado, en unos resultados eclipsados por la investigación a varios fabricantes de automóviles alemanes por su supuesta implicación en prácticas anticompetitivas.

La ganancia operativa del grupo Daimler aumentó hasta 3.740 millones de euros en el segundo trimestre, por debajo del promedio de 3.810 millones de euros previsto por un sondeo de Reuters.

Mercedes-Benz vendió 595.200 coches gracias al aumento de 28% de la demanda china. Sus márgenes mejoraron al 10,2% desde el 6,4% del mismo periodo del año anterior, principalmente gracias a las ventas de su nueva limusina E-Class.

La empresa con sede en Stuttgart elevó sus perspectivas sobre sus divisiones de camiones y furgonetas, diciendo que esperaba que su beneficio antes de intereses e impuestos alcanzase los niveles del año anterior en ambos negocios.

Pero es probable que el centro de atención entre los inversores sea la investigación de la Unión Europea y los reguladores de protección a la competencia sobre si Daimler, BMW, VW, Porsche y Audi celebraron reuniones para hablar de proveedores, precios y estándares para poner en desventaja a los fabricantes extranjeros de coches.

Las empresas declaradas culpables de violar la legislación de la UE se enfrentan a multas que pueden llegar a alcanzar hasta el 10% de sus ingresos globales.