Fráncfort. Daimler AG va a retirar alrededor de 85.000 automóviles de la marca Mercedes-Benz en Estados Unidos para regular el sistema de dirección asistida, dijo el lunes la autoridad estadounidense para la seguridad vial, la NHTSA por sus siglas en inglés, en su página web.

Esta decisión afecta a los Mercedes Clase C del año 2010 y a los modelos Coupé y Cabriolet Clase E de 2010 y 2011.

Los ajustes previstos buscan evitar la pérdida del líquido de la dirección asistida. La compañía debería empezar a retirar los vehículos el 20 de octubre.

El portavoz de Daimler, Wolfgang Zanker, dijo que hay más países afectados por la retirada, pero no dijo cuáles ni especificó cuántos vehículos se retirarán ni el importe de los costes que esto supondrá.