Fráncfort. Las automotrices Daimler y Renault dijeron que su nueva planta de producción para autos Mercedes-Benz e Infiniti en la localidad mexicana de Aguascalientes empleará a unas 3.600 personas y tendrá una capacidad inicial de más de 230.000 vehículos.

La producción de los vehículos Infiniti comenzará en el 2017, y los primeros autos Mercedes-Benz empezarán a ser fabricados en el 2018, dijo Daimler en un comunicado.

Dependiendo de las condiciones del mercado y de los clientes, habrá un potencial para aumentar la capacidad, añadió.

Daimler y Nissan anunciaron en junio del año pasado que compartirían los costos para desarrollar y construir autos pequeños de marcas premium, incluyendo planes de emplear hasta a 5.700 personas y de alcanzar una capacidad de producción de 300.000 vehículos en la instalación mexicana.

La capacidad de producción alcanzaría su máximo nivel.

Daimler y Nissan también producirán la próxima generación de autos compactos premium en otras instalaciones de producción en el mundo, incluyendo Europa y China, indicó Daimler.