El jueves 5 de julio es la fecha estipulada para finalizar el relevamiento de los daños que causaron a los granjeros salteños las heladas del 7 y 8 de junio, según informó el coordinador del Área Rural de la Oficina de Desarrollo Productivo de la Intendencia Municipal de Salto, Eduardo Tenca.

La evaluación de los perjuicios comenzó el viernes pasado en el área citrícola y comenzará este miércoles en la horticultura.

Esa tarea es desarrollada por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y están involucrados 40 técnicos de la dirección Sanidad Vegetal del ministerio.

En la Junta Nacional de la Granja se decidió aconsejar que sea convocada la Comisión de Catástrofe.

Se espera que en los próximos días el ministro Tabaré Aguerre cite a sus integrantes a fin de ser asesorado sobre la eventual declaración de catástrofe para la citricultura y de emergencia climática para la horticultura. Sólo Aguerre puede adoptar esa decisión.

En Salto hay 450 horticultores y 200 citricultores y, dado que las heladas impactaron en forma total o parcial y no a todos los productores, aún es difícil estimar el volumen de los daños y, por ende, qué asistencias serán necesaria

Un detalle que está facilitando en parte la tarea de los evaluadores es que el rubro más afectado por la helada fue la citricultura y que esta producción está casi toda georreferenciada.