Sala de Inversión. Los contratos a futuro del petróleo operan a la baja este jueves, luego de la publicación de las importaciones de petróleo en China, el segundo mayor consumidor de crudo a nivel mundial. 

El West Texas Intermediate (WTI) para entrega en mayo opera en US$103,24, bajando 36 centavos, mientras que el crudo de referencia Brent cotiza en US$107,43, lo que se traduce en un descenso de 55 centavos respecto al cierre anterior, de acuerdo al reporte de Infosel.

Durante el tercer mes del año, las importaciones de crudo por parte de China promediaron 5,54 millones de barriles diarios, siendo el nivel más bajo en cinco meses, pero presentaron un incremento de 2% a tasa anual.

Esto, debido a la compañía Sinopec suspendió las operaciones en la refinería de Changling, la cual cuenta con una capacidad de 160.000 barriles por día, a finales de marzo para llevar a cabo labores de mantenimiento.

Además, se espera que la demanda de petróleo del gigante asiático disminuya en los siguientes meses, debido a que será la temporada de manteamiento de las refinerías.

Así, durante el primer trimestre del año las importaciones de crudo presentaron un incremento de 8,3% respecto al mismo periodo del 2013, a un promedio de 6,06 millones de barriles diarios.

Por otra parte, la Administración de Información y Energía (EIA, por sus siglas en inglés) reportó el miércoles que para la semana que terminó el cuatro de abril, los inventarios de crudo aumentaron 4,03 millones de barriles, por debajo de lo indicado por el API de 7,1 millones de barriles. Sin embargo, el incremento fue mayor a lo esperado por los analistas de Platts de 2,5 millones de barriles.

En tanto, los inventarios ubicados en la región de Cushing, Oklahoma, que es donde se hace la entrega de los contratos del WTI subieron 345.000 barriles, siendo la primera alza en 10 semanas. Asimismo, los suministros de gasolina descendieron por séptima semana consecutiva, lo cual fue un apoyo para los precios del crudo.

De esta manera, el diferencial entre el Brent y el WTI se estableció el día de ayer en US$4,38, el nivel más bajo desde finales de septiembre, ante el posible incremento de las exportaciones de petróleo en Libia.

Eugen Weinberg, jefe de investigación de materias primas de Commerzbank, dijo que el diferencial está disminuyendo debido a que los suministros de Cushing están en sus niveles mínimos del año y el Brent está bajo presión, dado el potencial de mayores suministros por parte de Libia en el corto plazo.

Sin embargo, el estratega espera que el diferencial vuelva a aumentar debido a un exceso de crudo ligero y unas decepcionantes exportaciones de Libia.

En el país africano se llevarán a cabo reuniones en los próximos días para discutir el control por parte del gobierno de los dos puertos más grandes, Es Sider y Ras Lanuf, en manos de los opositores.

Finalmente, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) indicó en su reporte mensual que su producción de crudo en lo que resta del año sería de 29,6 millones de barriles por día, disminuyendo 100.000 barriles respecto al informe anterior.