Buenos Aires. Como “ridículas” calificó el ministro de Planificación Federal argentino, Julio De Vido, las denuncias de cohecho en la adquisición de aviones a la brasileña Embraer por parte de Aerolíneas Argentinas.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, consideró “fácticamente imposible” el hablar de “coimas” en la operación.

Al respecto, enfatizó que se trata de "un delito que no tiene la posibilidad de concretarse", argumentando que la operación se efectuó entre "Estado y Estado", pues las dos empresas involucradas son estatales, señaló Infobae.

En una entrevista en el programa El Oro y el Moro de Radio 10, el ministro puntualizó que “no es fácticamente posible se haya producido una coima o un cohecho porque no hay quién la pague. Es ridículo el tema".

Agregó que en la compra de aviones "se pagó lo que valía, más los agregados y los adicionales".

En este sentido afirmó que “los aviones tienen el valor con el cual Embraer vende a cualquier parte del mundo, más los adicionales que nosotros le sumamos para la clase ejecutiva y eso tiene un mayor precio".

Según de Vido las denuncias responden a una "operación mediática" impulsada por los "nostálgicos de lo que era la empresa Marsans, algunos que han quedado resentidos y algunas constructoras de aviones".