El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, afirmó que “el carbón para abastecer a la usina térmica de Río Turbio está perfectamente garantizado” y agregó que “las tareas necesarias para aumentar la producción marchan de acuerdo a lo previsto”.

De esta manera, el funcionario desmintió una nota publicada en el diario La Nación, titulada “El yacimiento que sólo le da gastos al Estado”, en la que se sostiene que “se invirtieron US$700 millones en una usina a carbón pero no hay mineral suficiente”.

“Es una operación más de La Nación que vuelve a demostrar su espíritu porteñocéntrico, ya que cuestiona que se invierta en infraestructura para desarrollar las zonas más alejadas y postergadas”, destacó De Vido.

El ministro consideró “curioso se muestren tan preocupado por lo que pasa en Río Turbio, cuando no dijeron nada en la década del ´90 mientras se destruía la mina, porque no había necesidad de generar fuentes alternativas de energía en un contexto de crecimiento negativo”.

“Desde 2003 el Estado Nacional, por iniciativa del ex presidente Néstor Kirchner, tomó la decisión estratégica de poner en valor las importantísimas reservas de carbón que tiene la cuenca, cuyas vetas llegan hasta Gobernador Gregores, e incorporarlas a la ecuación energética nacional, diversificando la matriz”, recordó De Vido.

Y detalló que “para ello se inició un proceso de fuertes inversiones en el yacimiento y se puso en marcha la construcción de una usina térmica de 240 megavatios, con la más moderna tecnología, no sólo para Santa Cruz sino también para todos los argentinos”.

Además, De Vido especificó que “estas inversiones en el yacimiento por más de 3800 millones de pesos incluyeron la remodelación a nuevo de uno de los frentes existentes y la incorporación de tres frentes largos completos, de los cuales el primero ya está en funcionamiento, el equipamiento del segundo está arribando en estos días, estará operativo en este semestre, mientras que el contrato del tercero se firmará en las próximas semanas”.

Destacó también que “ya se encuentran en Río Turbio seis tuneleras polacas que permitirán liberar reservas para los próximos 40 años”.

Asimismo, “se invirtió fuertemente en la renovación de vías férreas y vagones, remodelación de talleres, calderas, adquisición de equipamiento de seguridad, sistemas de comunicaciones y señalización, autorescatadores y camiones, entre otros”, resaltó.

Por lo tanto, “no es cierto que no exista planificación, sino que se están llevando a cabo todas las tareas para que el yacimiento produzca el carbón necesario para alimentar a la usina”, sostuvo De Vido y explicó que “el nivel actual de producción está relacionada con la demanda local”.

Además, el ministro indicó que “el artículo contiene graves imprecisiones, ya que la interconexión eléctrica de la Patagonia no fue sólo para la usina, como falsamente se indica, sino que Kirchner fue el primero que resolvió terminar con la vergüenza de que la región austral del país estuviera desvinculada de la red nacional, ya que esto impedía no sólo el desarrollo productivo de esos pueblos, sino también el aprovechamiento del potencial energético de los ríos y vientos de la Patagonia”.

Asimismo, De Vido recalcó que “por estar ubicada en la punta de la línea, la usina aportará mayor seguridad al sistema interconectado.

Por último, el ministro se refirió a las declaraciones del gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, incluidas en la nota, acerca de que desconoce a la administración actual del yacimiento, pero sabe que faltan inversiones en producción”.

En ese sentido, De Vido señaló que “es el gobernador y no un comentarista de la realidad, por lo que debería ser el principal interesado en el tema, ya que esas inversiones que hace la Nación, además de ser fuertes generadoras de empleo, deben servir para el desarrollo industrial de la región y faltan políticas activas de la provincia en ese sentido”.