Deere & Co, la mayor fabricante de maquinaria agrícola del mundo, reportó este miércoles ganancias trimestrales por debajo de las expectativas debido a menores utilidades por costos de fabricación y otros gastos y a que la fortaleza del dólar redujo el valor de sus ventas internacionales.

Deere registró un alza en las ganancias a US$687,6 millones, o US$1,75 por acción, para el cuarto trimestre terminado el 31 de octubre, por encima de los US$669,6 millones, o US$1,62 por acción de un año atrás.

Los resultados estuvieron 13 centavos por papel por debajo del promedio estimado por analistas, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Las acciones de Deere bajaban un 2,3% a US$84 en operaciones previas a la apertura de los mercados.

Las ventas aumentaron un 14% a US$9.790 millones, con un aporte de US$9.050 millones de parte de las operaciones de equipamiento. Analistas proyectaban ventas por US$8.850 millones.

Las ventas de maquinaria pesada en Norteamérica y los precios altos compensaron la debilidad de la demanda internacional y el impacto negativo de las fluctuaciones de divisas.

La compañía con sede en Moline, Illinois, dijo que esperaba una demanda estable de equipamiento agrícola en Norteamérica en el año fiscal 2013 tras un sólido 2012. Las ventas industriales en la eurozona serán estables o bajarán ligeramente, mientras que las economías de India y China mantendrán la demanda plana.

Deere dijo que esperaba que Sudamérica tuviera la mayor demanda en el 2013, reflejando un auge de materias primas.

En general, las ventas de equipamiento de la compañía crecerán en alrededor de un 5% en el año fiscal 2013. Las ganancias se incrementarán a unos US$3.200 millones respecto de los US$3.070 millones del 2012, indicó la empresa.