Santiago. El déficit mensual del sistema de transporte público de la capital chilena, denominada Transantiago, se ubicaría entre los US$50 y US$55 millones, según cálculos de los operadores.

De esta manera, el sistema estaría perdiendo anualmente más de US$ 600 millones, informó El Mercurio.

Con estas cifras, el subsidio transitorio de US$ 1.500 millones que se le entregó al transporte a mediados de 2009 y hasta fines de 2014, no alcanzaría.

Uno de los operadores advirtió que si el nivel actual de déficit continúa, “el sistema va hacia un descalabro financiero”.

Las razones que explican estas pérdidas son variadas y van desde la evasión, la baja tarifa, hasta la ventana de dos horas que permite al pasajero hacer tres viajes gratuitos.

El ministerio de Transporte anunció un programa anti evasión, al constatar que en febrero la evasión en el sistema llegó a 17,8%.