Las cifras rojas de Aerolíneas Argentinas aumentaron en este primer trimestre de 2010 y totalizaron US$103,3 millones en déficit. Un aumento que implica 28% más de pérdidas respecto a igual período de 2009 y un 56%, si se compara con los primeros tres meses de 2008, cuando la compañía todavía estaba en manos del grupo español Marsans.

Entre los factores que explican la situación, desde la compañía se señalan varios. Mencionan las mayores inversiones ejecutadas -como aumentar la flota de aviones de 26, al momento de ser estatizada, a 54 o bien, reparaciones de motores- y cambios en la evaluación de los activos.

También figuran recuperación de aviones y costos asociados a la deuda heredada de la gestión privada.

Un punto no menor, argumentan, fue el incremento en los precios del combustible (de US$0,423 a US$0,599 por litro), principal ítem de gastos que tiene la empresa, de acuerdo a La Nación.

Aumentos relativo de indicadores. Pese a las mayores pérdidas, la aerolínea vuela a más destinos o transporta a más pasajeros. Pero en relación al primer trimestre de 2009, cuando la empresa ya era manejada por autoridades estatales y no en relación a 2008, cuando la firma aún estaba en manos privadas.

Al analizar la operación de la empresa durante el primer trimestre, surgen varios crecimientos respecto de un año atrás, como la cantidad de horas voladas (17,6%), pasajeros por kilómetro transportados (29,4%) e ingresos totales por exportación (26%). 

Sin embargo, todos estos rubros muestran caídas si se los compara con el primer trimestre de 2008, cuando Marsans encabezaba la operación y la situación de la empresa ya era bastante complicada por diversos reclamos gremiales.

La explicación de los funcionarios de Aerolínes es que aquel primer trimestre fue el último de un período muy auspicioso para la industria aeronáutica en su conjunto y que, luego, comenzó la caída en todo el sector. Así, mientras la comparación trimestral con 2008 muestra una leve caída en la cantidad de horas voladas (-0,7%), al incorporar el mes de abril y comparar los primeros cuatrimestres el resultado es positivo (+2,7%).