Excelsior.com.mx. En 2013 se cometieron 2,5 millones de delitos contra 1,3 millones de empresas en México, que representaron 33.6% de total y que les originaron costos asociados de 110 mil millones de pesos (US$7,4 millones), equivalentes a 0,66 por ciento del PIB, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los datos indican que la tasa de prevalencia del delito contra unidades económicas fue de tres mil 363 por cada diez mil en 2013, lo que significó una reducción de 10% respecto a 2011, pero también revelan que 88,1% de los ilícitos constituyen una “cifra negra”, porque no fueron denunciados o pese a ser del conocimiento de la autoridad, no se inició averiguación.

Además, las cifras revelan que cada una de las 1,3 millones de unidades víctimas del delito sufrió dos actos delictivos, en promedio. Mil 999 sufrieron robo hormiga; mil 73 robo o asalto a mercancía; 802 extorsión; 486 fraude; 390 robo de mercancía en tránsito; 389 robo parcial o total de vehículo; 365 actos de corrupción; 93 daños a las instalaciones; y 81 otros delitos.

Menos pérdidas

A través de la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2014, el INEGI reveló que tanto el número de delitos cometidos como la cantidad de negocios atacados, representan, respecto al total nacional, pérdidas menores en 2013 respecto a 2011.

En la ENVE 2012 se estimó que en 2011 hubo 4,3 millones de delitos asociados a 1,4 millones de empresas que equivalían al 37,4% del total nacional, y sufrieron costos o pérdidas económicas por 115 mil 200 millones de pesos.

La comparación de la ENVE 2012 y 2014 sugiere que en 2013 hubo una disminución de 1,8 millones en el número de delitos cometidos contra unidades económicas, de 100 mil negocios en la cantidad de establecimientos atacados, de 3.8 por ciento en la proporción de empresas víctimas respecto al total nacional y de cinco mil 200 millones de pesos en los costos asociados, todo ello respecto a 2011.

No obstante, el costo de las medidas preventivas instrumentadas por las empresas para protegerse de los ataques delictivos aumentó de 47 mil 700 millones de pesos (US$3,2 millones), equivalentes a 41,4% del costo total asociado al delito en 2011, a 48 mil 900 millones de pesos, representativos de 44,45% en 2013.

El costo promedio del delito por empresa a consecuencia del gasto en medidas de protección y de las pérdidas por delitos durante 2013 totalizó 55 mil 738 pesos, por entidad federativa, según lugar de ocurrencia, pero dicha cantidad fue mil 36 millones de pesos menor a 2011, lo que significó una baja de 1,8%

En 2013, la prevalencia delictiva por sector fue de 37,5 en comercio, de 33,9 en industria y de 28,9% en servicios.

5250