Delta Air Lines Inc reportó el miércoles que sus ganancias treparon un treparon un 85 por ciento en el segundo trimestre, más a lo esperado, pero prevé una caída en los ingresos por unidad en el tercer trimestre debido a que la aerolínea siguió registrando una demanda más débil en el exterior debido a la fortaleza del dólar.

A las 1424 GMT, las acciones de Delta caían un 1,78%, a US$42,88.

La aerolínea con sede en Atlanta ganó US$1.490 millones en el último trimestre, frente a US$801 millones en el mismo período del año pasado.

Sobre una base ajustada, las ganancias fueron de US$1.030 millones, o US$1,27 por acción diluida, que se compara con la estimación promedio de los analistas de US$1,21, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Hace un año, Delta reportó ganancias ajustadas de US$889 millones, o US$1,04 por acción.

Pese a las utilidades, la perspectiva de Delta para el tercer trimestre reflejaba un ambiente desafiante para los ingresos debido a que el dólar estadounidense pesaba sobre el poder adquisitivo de los turistas extranjeros.

La aerolínea prevé que los ingresos por pasajeros por asiento-milla disponible (PRASM, por su sigla en inglés), que mide las ventas en relación a la capacidad y distancia de los vuelos, caerá entre un 4,5 por ciento y un 6,5 por ciento en el tercer trimestre.

Delta estimó que la capacidad crecerá cerca de un 3 por ciento en el tercer trimestre, pero que permanecerá estable en el cuarto después de que termine la temporada alta del verano boreal.

"Creemos que este plan permitirá que los ingresos por unidad vuelvan a la trayectoria correcta hacia fin de año", dijo el director financiero Paul Jacobson en una nota a los empleados vista por Reuters.

Delta prevé un margen operacional de entre un 19 por ciento y un 21 por ciento en el tercer trimestre, que se compara con un 15,2 por ciento hace un año.

La aerolínea proyecta costos promedio de combustible de entre 1,90 dólares y 1,95 dólares por galón en el tercer trimestre.