Delta Air Lines y Grupo Aeroméxico pretenden llevar al máximo permitido por la ley de inversión extranjera su alianza. Este miércoles, la aerolínea estadounidense anunció su deseo de poseer 49% del mayor grupo aéreo en México y está dispuesta a “adquirir hasta 32% adicional” de su capital social.

Así, las firmas (que deberán obtener las autorizaciones correspondientes) se alistan para aprovechar el creciente flujo de pasajeros entre los países y la prometida 
inauguración de un nuevo aeropuerto internacional en el 2020.

El sorpresivo anuncio ocurrió en el momento en que las firmas esperan respuesta en sus países a la solicitud de inmunidad antimonopolio que les permita “competir de manera más efectiva” en las rutas entre EU y México, tema que Aeroméxico ha ligado al nuevo convenio aéreo bilateral entre los países y ha reiterado que lo apoya “si, y solo si, éste permite concretar alianzas”.

Incluso esta semana, el director de Aeroméxico, Andrés Conesa, afirmó en conferencia de prensa en Puerto Rico que, de no obtener las autorizaciones para ampliar su relación de negocio, se afectarían sus inversiones y la conectividad del país.

“Actualmente, Delta es titular de aproximadamente 4,1% de las acciones en circulación de Grupo Aeroméxico y tiene una opción de adquirir aproximadamente 8,1% adicional. Por separado, el Fondo de Pensiones de Delta tiene una opción de adquirir aproximadamente 4,6% de las acciones en circulación del grupo”, informó Delta.

Además, el grupo se encuentra en un momento en que la Comisión Federal de Competencia Económica tiene en curso una investigación sobre posibles actos de colusión, cuyo resultado podría afectar la relación comercial que inició en el 2012 y se convirtió en la primera inversión de una empresa aérea de EU en el país, la cual sumó US$65 millones.

Al día de hoy, la alianza implica un total de 103 vuelos de código compartido y representa más de 900 vuelos diarios en seis países.
La participación accionaria

“Actualmente, Delta es titular de aproximadamente 4,1% de las acciones en circulación de Grupo Aeroméxico y tiene una opción de adquirir aproximadamente 8,1% adicional. Por separado, el Fondo de Pensiones de Delta tiene una opción de adquirir aproximadamente 4,6% de las acciones en circulación del grupo”, informó Delta.

Para el secretario general de la Asociación de Sobrecargos de Aviación (ASSA), Ricardo del Valle, profundizar la alianza es una situación que observa como positiva y aseguró que Delta “hoy tiene 17% y su propuesta es por 49% que le permiten las leyes mexicanas. Es un tema que tenemos que analizar y ver la conveniencia para una mayor generación de empleo”.

La propuesta de pago que hace la firma estadounidense para adquirir hasta 32% de las acciones representativas del capital social en circulación del grupo tiene un precio de 43.59 por acción, 51% más del valor que tuvieron al cierre.

En tanto, Aeroméxico refirió que una vez que se realice la oferta, su Consejo de Administración y el Comité de Auditoría y Prácticas Societarias revisarán la propuesta, procediendo en los términos de las disposiciones legales y estatutarias aplicables.

El especialista en temas de aviación de la Universidad Anáhuac del Norte, Víctor Valdés, consideró que la propuesta de incrementar participación en Aeroméxico forma parte de un proceso de consolidación entre las partes con una visión estratégica de largo plazo y que busca tener mayor influencia en la industria, aunque se debe esperar a tener la opinión de las autoridades.