Pekín. La demanda implícita de petróleo de China creció cerca de un 5% interanual en enero y se ubicó levemente por debajo del nivel de diciembre, por un incremento de la actividad de las refinerías.

Según cálculos, de acuerdo con datos del segundo mayor consumidor de crudo del mundo, China mostró una demanda de 9,59 millones de barriles por día (bpd) en enero, principalmente por un incremento de la refinación a un máximo histórico de 9,34 millones de bpd.

La demanda real, sin embargo, podría ser más débil debido a que los inventarios de productos refinados anotaron su tercer avance mensual al subir un 14% en enero frente a diciembre, informó la agencia de noticias estatal Xinhua.

"China suele apuntalar sus inventarios de combustible en enero y febrero. A partir de marzo, los inventarios empiezan a caer rápidamente por una aceleración de las actividades agrícolas e industriales", dijo un analista que pidió no ser identificado.

La demanda implícita se calcula al sumar el procesamiento de las refinerías con las importaciones netas de combustible, pero no los cambios de los inventarios. En diciembre, la demanda implícita llegó a un récord de 9,71 millones de bpd.

Los analistas dijeron que la demanda petrolera implícita de China caería en el segundo trimestre por un debilitamiento del crecimiento económico y por el mantenimiento de algunas refinerías, aunque la demanda repuntaría en el tercer trimestre.

La economía china está encaminada a un aterrizaje suave, según revelaron este viernes varios indicadores, lo que alivió los temores a una desaceleracón brusca y da espacio a Pekín para aliviar su política monetaria. Por el momento, la demanda de petróleo es firme.

El récord procesado por las refinerías en enero implicó un incremento del 6,6% frente al mismo mes del 2011, según cálculos basados en datos oficiales.

Las refinerías chinas procesaron alrededor de 9,28 millones de barriles por día (bpd) de crudo en febrero, el segundo nivel diario más alto de la historia, y un incremento de 3,9% frente al mismo mes del año anterior.

En general, las cifras se correspondieron con un sondeo de Reuters que había mostrado que las petroleras habían recortado su producción en febrero tras operar a alta capacidad en enero, antes del Año Nuevo chino.

Datos de la Oficina Nacional de Estadísticas mostraron que China procesó 36,86 millones de toneladas de crudo en febrero, por debajo de un récord de 39,68 millones de toneladas en enero.

En los primeros dos meses, las refinerías chinas procesaron 76,54 millones de toneladas de crudo, un alza de 4% frente al año anterior.