Pekín.  La demanda aparente total de petróleo de China crecería 6,2% en el 2011 a unos 9,66 millones de barriles de petróleo por día, frente a un crecimiento del 11,4% el 2010, estimó la unidad de investigaciones de la petrolera CNPC.

El menor ritmo de crecimiento del segundo mayor consumidor global de petróleo se debería principalmente a una alta base de comparación del 2010, cuando la demanda se encendió por una expansión económica mayor a la esperada.

China desacelerará el incremento en la capacidad de refinación estimado en 24,5 millones de toneladas, o 490.000 bpd, frente al incremento de 640.000 bpd en el 2010, dijeron a Reuters funcionarios de China National Petroleum Corp (CNPC), al citar un informe de la compañía.

CNPC también pronosticó que China procesará entre 8,68 millones y 8,88 millones de bpd en el 2011, frente a los 8,42 millones de bpd del 2010.

El modesto incremento tanto en la nueva capacidad como en el rendimiento del petróleo forzaría a China a elevar sus importaciones de combustible refinado, las que en diciembre ya se ubicaron en su mayor nivel desde julio del 2008.

El crecimiento en el uso de diésel -el mejor indicador entre los combustibles de la actividad económica de China- seguiría superando al de la gasolina, al aumentar un 6,2% frente a un 5,9%.