Lima. La demanda de electricidad en Perú crece a un ritmo mayor al 6% y podría acelerar su repunte ante las buenas perspectivas para la economía del país andino, dijo el martes el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez.

Ante la creciente demanda eléctrica, el gobierno peruano busca sumar 2.300 megavatios al  sistema interconectado del país para el 2013, explicó el ministro. Este año serían incorporados 420 megavatios al sistema, agregó.

"Entre enero y marzo la demanda de energía eléctrica creció 6,2% y seguirá creciendo en los próximos meses", detalló Sánchez durante la inauguración de una central térmica de la firma Duke Energy, que cuenta con una capacidad de 192,5 megavatios y requirió una inversión de US$110 millones.

Los esfuerzos del gobierno por elevar la capacidad de generación eléctrica buscan en parte garantizar el suministro para el vital sector industrial de la nación sudamericana.

Ese sector, que se está recuperando de los embates de la crisis financiera mundial, es clave para la economía de Perú, que el año pasado creció apenas 0,9% tras haber logrado una tasa de expansión de casi 10% en el 2008. Para este año, el gobierno anticipa un crecimiento económico del 5,5%.

Como parte de las iniciativas para elevar la capacidad de generación eléctrica, Perú suscribió recientemente contratos con varias firmas locales y extranjeras para el suministro de electricidad en dos años utilizando recursos renovables, el equivalente al 9% de la actual demanda.

El gobierno peruano tiene como meta contratar suministros de electricidad hasta por 1.341 megavatios anuales generados con plantas eólicas, solares y biocombustibles y hasta 500 megavatios de potencia en pequeñas centrales hidroléctricas.