Los inversionistas siguen demandando oro para incrementar sus garantías ante la incertidumbre por el rumbo de la economía mundial, pero con menos intensidad.

El Gold Investor Index, que mide la oferta y demanda del metal precioso, refleja una caída en enero con respecto a diciembre, pero muestra que todavía permanece el ánimo de compra en el mercado, según datos de la plataforma BullionVault.

En enero la lectura del Gold Investor Index fue de 54.9 puntos. En la lectura del indicador, un puntaje de 50 evidencia un balance entre oferta y demanda, si es mayor significa una demanda más fuerte que la oferta, y si es menor hay más vendedores que compradores.

El índice alcanzó su nivel más alto en diciembre, cuando logró 58,3 puntos.

“Los inversionistas independientes están celebrando ‘a medias’ el aluvión de datos económicos. Los niveles de ansiedad se han reducido pero siguen teniendo claro que es necesario tener un seguro contra la crisis a largo plazo”, analizó Adrian Ash, analista jefe de BullionVault.

En los períodos de incertidumbre económica, la cotización del oro suele incrementarse como una inversión de garantía ante riesgos.

BullionVault es una plataforma de compraventa de metales preciosos, con sede en el Reino Unido. Es miembro oficial de la London Bullion Market Association.