Bogotá. El sector de las microfinanzas en Colombia han tenido un gran auge en los últimos cinco años donde su demanda se ha quintuplicado, según el presidente de Asomicrofinanzas, Claudio Higuera.

Si se analiza la cartera de microcrédito, se puede evidenciar que ésta se ha quintuplicado en los últimos cinco años, y que entre 2002 y 2010 se multiplicó por diez.

“Éste es un fenómeno exclusivo del microcrédito, ya que en ningún otro tipo de crédito se registran crecimientos de tal magnitud”, aseguró el presidente gremial, quien agregó que en los próximos tres años intensificará los esfuerzos para impulsar y acometer las transformaciones que lleven a Colombia a convertirse en el 2013 en el líder regional de América Latina en microfinanzas.

Higuera señaló que la transformación de las principales ONG microfinancieras en entidades reguladas, el aumento en el interés de la banca tradicional en el mercado de microcrédito y el crecimiento sostenido en la cartera de las cooperativas, son los tres factores que hacen esperar que en los próximos años la distribución del mercado microfinanciero registre cambios de importancia.

Diseñar e implementar un marco legal específico para las microfinanzas será fundamental para conseguir un mayor fortalecimiento del sector microfinanciero reclama Asomicrofinanzas.

“Para lograr dicho propósito se debe comenzar por el diseño e implementación de un marco legal específico para las microfinanzas; entendiendo que más allá de la justificación técnica de las necesidades presentes y futuras de la industria, se necesita de voluntad política, tanto pública como privada para acometer los cambios necesarios”, destacó el presidente de Asomicrofinanzas

Así mismo, señaló que Colombia goza de un potencial extraordinario para la expansión de las microfinanzas lo cual se evidencia en la proyección de trabajadores por cuenta propia y en la evolución y proyección de número de clientes de microcrédito.
De tal modo, las entidades reguladas se consolidarán, de lejos, como los principales operadores y generadores de las directrices que señalarán el rumbo de las microfinanzas en Colombia.

Finalmente, señaló que el microcrédito ha duplicado su participación dentro del total de la cartera de crédito del país en los últimos cinco años (2005-2010), esto demuestra que se trata de un producto financiero atractivo para los establecimientos de crédito y adicionalmente indicó que la calidad de la cartera se ubicará alrededor del estándar recomendado para la industria.