San Francisco. Demandantes en un pleito multimillonario por contaminación contra la petrolera Chevron Corp dijeron que tienen evidencia grabada que pone en duda la credibilidad de un testigo clave en la defensa de la compañía.

El reporte de los demandantes dice que un hombre que trabajó para Chevron y que grabó a escondidas un video del juez del caso discutiendo el pago de sobornos, afirmó a un conocido que tiene suficiente evidencia para poder hacer peligrar el caso de la petrolera estadounidense.

El reporte, que se hizo público este martes, supone otro giro en un caso que ya tiene 17 años y en el que indígenas demandan a la empresa por contaminar la selva donde viven. Los daños pueden llegar a US$27.000 millones y se espera que una corte de Ecuador resuelva el pleito este año.

El acusado original del caso era Texaco, que se fusionó con Chevron en 2001.

Diego Borja, uno de los hombres que en secreto filmó al juez ecuatoriano discutiendo sobre sobornos, ahora recibe un pago mensual de Chevron y vive cerca de la sede de la empresa en San Ramon, California, según Santiago Escobar, quien dice que conoce a Borja desde hace 15 años.

La cantidad de la mensualidad no era clara, si bien Escobar dijo que era igual a lo que US$10.000 comprarían en Ecuador.

El reporte de los demandantes, enviado por correo electrónico y que se discutió en una conferencia telefónica, dice que Borja comentó a Escobar que tiene evidencia contra Chevron, que puede usar si la empresa lo "traiciona" por el asunto de los videos.

Borja y su esposa trabajaron como representantes de una empresa involucrada en pruebas independientes de muestras de suelo relacionadas con el caso de contaminación, dijeron los demandantes, que citaron documentos de la corte.

Escobar, un ex agente de viajes de Quito que tiene amigos comunes con Borja y vive en Toronto, dijo que actuó contra su amigo por el enojo que le produjo la remoción del juez ecuatoriano del caso en septiembre pasado.

Los videos de las reuniones con el juez se realizaron en mayo y junio, y Chevron los hizo públicos a fines de agosto.

En respuesta al nuevo reporte, Chevron dijo que "los anuncios de hoy parecen ser un esfuerzo para distraer la atención de la evidencia que prueba que los abogados de los demandantes han falsificado reportes desde el principio del caso, porque la evidencia científica prueba el caso de Chevron".

Chevron había dicho el lunes que los abogados de los demandantes habían presentado reportes de contaminación falsos a la corte.