Yokohama. Nissan Motor dijo este martes que una demora en la provisión de unidades de control electrónico de Hitachi Ltd, que está interrumpiendo la producción en Japón, podría también afectar sus fábricas de Estados Unidos y México.

La tercera mayor automotriz de Japón dijo este lunes que interrumpiría parte de su producción doméstica por tres días desde este miércoles, después que Hitachi dijera que las entregas de unidades de control para motores estaban retrasadas.

La producción volvería a la normalidad la semana próxima, dijo.

"Estamos trabajando contra reloj para tratar de minimizar cualquier inconveniente para nuestros clientes", dijo el presidente operativo Toshiyuki Shiga en el lanzamiento de la cuarta generación en marzo en Japón.

"Por ahora, estamos aún considerando cuándo y si necesitaríamos interrumpir la producción en Estados Unidos", añadió.

Shiga dijo que los componentes fabricados por Hitachi eran usados en la mayoría de sus vehículos, pero cualquier impacto posiblemente se produzca en las plantas de Smyrna, Tennessee, y en México.

"Si hay algún impacto se produciría primero en los modelos de grandes volúmenes como (sedanes) Altima o Sentra," añadió.