De acuerdo al Observatorio del Derecho de Propiedad de la asociación civil Liderazgo y Visión, entidad que promueve el diálogo en Venezuela, en el país se han realizado 1.119 violaciones al derecho de propiedad privada por parte del gobierno.

Las expropiaciones han afectado fundamentalmente la propiedad sobre tierras agrícolas, empresas y al sector de la agroindustria.

Es así como en 2008, en el caso de los predios agrícolas, hubo 189 fincas productivas afectadas, las que subieron a 283 en 2009, es decir un alza de 49,73%.

Los procesos, que se aplican desde hace dos años contra fincas productivas, incluyen sólo la declaratoria de rescate, lo cual implica un desconocimiento de la cadena titulativa de las tierras, dijo Felipe Benítez, miembro del Observatorio de Derecho de Propiedad, que analiza los casos de los estados Aragua, Anzoátegui, Bolívar, Carabobo, Miranda y Lara.

"El rescate no es más que una forma de evadir las responsabilidades del Estado de reconocer la propiedad privada y pagar a los verdaderos dueños de las tierras", argumentó.

Ante las acciones de este tipo, emprendidas por el Instituto Nacional de Tierras, los ciudadanos no tienen adónde acudir y más aún cuando no existe una garantía de la división de poderes que permita tomar medidas en defensa de los débiles jurídicos, señaló Benítez.

Empresas y agroindustrias. En el último año también se han acentuado las medidas contra empresas y agroindustrias. En 2008, se reportó la intervención de 14 empresas, mientras al cierre de 2009 subió a 118, lo que representa un incremento de casi 743%.

La ocupación preventiva por 90 días, amparada en las leyes de Seguridad y Soberanía Agroalimentaria y de Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, permite que el Gobierno ejecute expropiaciones muchas veces injustificadas.

En 2009, además de la toma de las torrefactoras de Café Fama de América, expropiada posteriormente, y de Café Madrid, también fueron objeto de medidas contra la propiedad privada las plantas de arroz de Alimentos Polar, en Calabozo, estado Guárico; de arroz parboiled de Cargill, que fue expropiada, y de Arroz Mary, ambas ubicadas en el estado Portuguesa. Igual medida sufrió la procesadora de pastas alimenticias de Cargill.

Aunque en algunas agroindustrias el gobierno decidió plantear la expropiación y se constituyeron las comisiones de negociación, el resultado en los casos de Fama de America y el El Frío ha sido el incumplimiento del pago del justiprecio acordado por los peritos que hicieron el avalúo.

"Estos hechos constituyen una señal inequívoca de violación de la propiedad privada, lo que incide en la llegada de inversiones nacionales y extranjeras", alertó Benítez, de acuerdo a El Nacional de Venezuela.

Ante este escenario, Benítez señaló que de acuerdo a las cifras del Banco Central de Venezuela y de la oficina de la Comisión Nacional para la Promoción de Inversiones, se ha evidenciado el retroceso en materia de inversiones marcada por una caída superior a los US$3.100 millones.