Tegucigalpa, Honduras. El diésel que se consume en Honduras, además de ser dañino para la salud, está adulterado con queroseno, denunciaron representantes de la cadena de combustibles en el país.

En el marco de una conferencia de prensa realizada en el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), los representantes de la cadena de importación y distribución garantizaron cantidad y calidad de los carburantes previo a la Semana Santa.

Sin embargo, durante la participación del presidente de la Asociación de Transportistas de Petróleo del Norte (Atrapeno), Edgardo Menéndez, manifestó que hablar de las mezclas en los combustibles era un tema de alto riesgo y que temía por su seguridad personal y la de su familia al brindar declaraciones. 

Por otra parte, señaló que el diésel que se consume en Honduras tiene una composición de 500 partes de azufre por galón, lo cual es dañino para la salud. 

El vicepresidente de Ahdippe, Juan Carlos Segovia, señaló que la mezcla del diésel y el queroseno es real y deja una ganancia de 12 lempiras (US$0,61) por galón para quien lo adultera.