Tokio. La revista Consumer Reports instó el martes a los consumidores a evitar la compra de un Lexus GX 460, al decir que el vehículo deportivo utilitario de la automotriz japonesa Toyota era un "riesgo para la seguridad" por el desempeño de su sistema de control de estabilización.

La revista sin fines de lucro, considerada una voz influyente y objetiva en cuanto a la seguridad y calidad del mercado norteamericano, dijo que el Lexus GX 460 tendía a patinar al girar en una curva.

Toyota Motor Corp dijo en un comunicado que estaba "preocupada" por la advertencia de Consumer Reports y que intentaría duplicar sus pruebas para "determinar si se necesita tomar medidas adecuadas".

"Consideramos a los resultados de las pruebas de Consumer Reports seriamente", dijo la automotriz en un comunicado.

La última vez que Consumer Reports determinó que un vehículo "no era aceptable" para los consumidores fue en 2001, cuando advirtií a los consumidores que no compren el Mitsubishi Montero Limited.

La inusual advertencia también destaca porque el apoyo en el pasado de Consumer Reports ha sido considerado una razón para un crecimiento estable de las ventas de Toyota en Estados Unidos en los últimos 15 años.

Consumer Reports dijo que creía que el deslizamiento del GX 460 en las pruebas podría llevar al auto a volcar y ocasionar serias heridas o la muerte.

La revista dijo que no conocía reportes sobre esa clase de accidentes.

"CR insta a los consumidores a no comprar el GX 460 hasta que el problema sea solucionado", dijo la revista en un comunicado.

El GX 460 salió a la venta en Estados Unidos a comienzos de año.

Los deportivos utilitarios de lujo de Toyota tienen un precio base de poco más de US$50.000.

La advertencia de Consumer Reports se produjo en momentos en que Toyota intenta recuperar sus ventas y reparar el daño en su reputación tras una serie de retiros masivos de vehículos.