Sao Paulo. La fuerte depreciación del real debería ayudar a los productores brasileños de azúcar a recuperar su participación de mercado a nivel mundial, dijo este jueves el presidente ejecutivo de Cosan SA, el mayor grupo del sector en el país.

Las expectativas de que la caída de 23% del real en lo que va del año se extienda en los próximos meses hará a los productores locales más competitivos, dijo Marcos Lutz, presidente ejecutivo de Cosan.

La debilidad del real también obligará a los productores con una estructura de costos alta a salir del mercado, agregó.

El real brasileño, que esta semana alcanzó su menor nivel en más de doce años, es la moneda de peor desempeño entre las 152 divisas seguidas por Thomson Reuters.

Como Brasil es un gran productor de materias primas, la caída del real está empezando a afectar sus flujos comerciales.

Brasil está exportando nuevamente etanol a Estados Unidos y los productores de soja están aprovechando la debilidad del real para acelerar las exportaciones, congestionando los puertos.

Brasil está a punto de comenzar a procesar su nueva cosecha de caña y Lutz señaló que las lluvias de las últimas semanas en la región centro-sur han sido beneficiosas para los cultivos en general.