Washington. El derrame de petróleo en el Golfo de México podría seguir hasta agosto y el gobierno de Estados Unidos se está "preparando para lo peor", dijo el domingo Carol Browner, asesora de energía del presidente, Barack Obama.

El pozo dañado es operado por la gigante energética, que el sábado anunció que el primer procedimiento que ideó para frenar el vertido del crudo fracasó.

En declaraciones para el programa "Face The Nation" de la cadena de televisión CBS, Browner afirmó: "Podría haber petróleo saliendo hasta agosto, cuando los pozos de alivio estén terminados".

La funcionaria dijo que el nuevo plan de BP para capturar y contener el crudo no proveería una solución permanente ni evitaría que parte del petróleo fluya al mar, incluso cuando la maniobra esté terminada. "Estamos preparados para lo peor. Lo hemos estado desde el principio", añadió.

Y agregó que el masivo derrame de petróleo es el peor desastre medioambiental que Estados Unidos ha enfrentado jamás.

Derrame crecería. La cantidad de petróleo y gas que se filtra al mar desde un pozo dañado de la petrolera BP en el Golfo de México podría aumentar en hasta un 20%, mientras siguen los esfuerzos por frenar el derrame, dijo el domingo la Casa Blanca.

El presidente estadounidense, Barack Obama, fue informado por funcionarios gubernamentales y discutieron los esfuerzos de BP por poner a funcionar máquinas que serán utilizadas para cortar el ducto elevador del pozo que otro artefacto intente recolectar buena parte del vertido y lo envíe a un barco en la superficie.

"Según BP, el corte del ducto podría comenzar el lunes o el martes", dijo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

El jefe del Comando para Incidentes Nacionales, Thad Allen, quien está a cargo del esfuerzo de limpieza, dijo que, como el presidente había ordenado, los recursos de limpieza del gobierno y contratistas en las zonas afectadas será triplicado.