Londres. La petrolera BP dijo que planea deducir de impuestos el costo total de su derrame de crudo en el Golfo de México, reduciendo las futuras contribuciones a las arcas fiscales de Estados Unidos en casi US$10.000 millones.

BP tomó una previsión ante de impuestos de US$32.200 millones por el costo de controlar el pozo dañado, limpiar el derrame, indemnizar a las víctimas y pagar multas.

Sin embargo, el impacto neto en la hoja de balance de BP será de sólo US$22.000 millones pues la compañía registrará un crédito impositivo de US$10.000 millones, gran parte del cual correrá por cuenta de los contribuyentes estadounidenses, dijo un portavoz.

BP agregó que su carga impositiva en Gran Bretaña también se verá reducida.

Algunos analistas dijeron que BP podría desatar más malestar público y político en Estados Unidos al deducir todos los costos, y especialmente el de las multas que se espera que sufra la petrolera.