Londres. El oleoducto dañado de Royal Dutch Shell en el Mar del Norte ha causado hasta ahora un derrame de petróleo "sustancial", y la pérdida aún continuaba el lunes, dijo el gobierno británico.

El Departamento de Energía y Cambio Climático (DECC) dijo: "Las estimaciones actuales son que el derrame podría ser de varios centenares de toneladas". Un derrame a ese nivel sería el peor desde el 2000, cuando se derramaron más de 500 toneladas, según datos del DECC.

El crudo del yacimiento Gannet de Shell se derrama al mar desde el miércoles 10 de agosto, aunque el nivel del flujo ha disminuido desde que la empresa cerró el pozo ese mismo día.

El lunes, un portavoz de Shell se negó a comentar cuánto crudo se había derramado.

La pérdida sigue siendo pequeña comparada con los casi 5 millones de barriles que inundaron el Golfo de México tras una explosión en el pozo Macondo de BP el 2010.

"Aunque es pequeño en comparación con el incidente en Macondo, en el Golfo de México, el derrame es sustancial en el contexto de la plataforma continental de Gran Bretaña", dijo un portavoz del DECC, señalando que es difícil la evaluación precisa del tamaño de un derrame, y está sujeta a revisiones continuas.

"Ellos (Shell) están trabajando para detener en su totalidad lo que quede de la fuga", agregó.

El DECC también reiteró la expectativa de Shell, de que la mancha de petróleo no llegará a la costa, ya que está siendo dispersada en forma natural por las olas. Shell tiene equipos y dispersantes preparados que dijo que usará si son necesarios.

Las acciones de Shell cotizaban con un alza de 0,6% a 2.020,5 peniques el lunes a las 1339 GMT, levemente por detrás del índice europeo de compañías de petróleo y gas, que subía 0,9%.