Reuters.- Los analistas del sector petrolero tienen una mirada pesimista sobre las perspectivas de un alza en el precio del crudo el año próximo, cuando anticipan un panorama incierto para la demanda y un crecimiento acelerado de la oferta, pese a un posible nuevo recorte de bombeo de la OPEP, según un sondeo de Reuters.

Una encuesta entre 38 economistas y analistas pronosticó que el Brent promediaría US$74,50 por barril en 2019, bajo los US$76,88 anticipados el mes pasado. El sondeo anticipó que el referencial promediaría US$73,20 en 2018, en línea con los US$73 que promedia en lo que va del año.

"En el primer semestre del próximo año esperamos una presión alcista en los precios como resultado de los recortes de producción de la OPEP", dijo Adrià Morron Salmeron, economista de CaixaBank Research.

"Luego esperamos presiones a la baja derivadas de un alza en la producción de hidrocarburos no convencionales en Estados Unidos en el segundo semestre (...) y de una desaceleración del crecimiento global", añadió.