Brasilia. El ministro brasileño de Minas y Energía, Eduardo Braga, descartó el riesgo de racionamiento de energía en el país, 24 horas después de un corte determinado por las autoridades que afectó a las regiones más pobladas del país.

Braga señaló que la petrolera estatal Petrobras pondrá en funcionamiento sus centrales térmicas para complementar la generación de energía y garantizar la distribución.

"Petrobras estará en los próximos días retornando con máquinas que paró para mantenimiento preventivo, dentro del sistema de térmicas de base. Son casi 867 megavatios que vuelven a adicionarse a todo el sistema", explicó.

El ministro aseguró que no hubo falta de energía en el corte determinado el lunes, que afectó a 11 estados brasileños y el Distrito Federal.

Afirmó que hubo un problema técnico debido a la quema de un capacitor en línea de transmisión Norte-Sur.

"Como esa energía no llegó hubo un desfase entre la demanda y la generación, lo cual provocó la variación de frecuencia y obligó a desconectar la carga y las centrales", explicó.

Por su parte la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) informó que el corte se determinó para evitar la sobrecarga, debido a un récord de demanda en el contexto de las altas temperaturas en el país.

Al mismo tiempo, la escasez de lluvias en el país provocó que los principales reservatorios disminuyeran a niveles cercanos a los de 2001, cuando el gobierno se vio obligado a decretar el racionamiento de energía.