Tegucigalpa. En deuda con los consumidores. Un descuento de 75 centavos de lempira al galón de la encarecida gasolina es visto con insatisfacción por los conductores capitalinos de Honduras.

Las expectativas eran muchas y el resultado final fue insatisfactorio. A mediados de la semana anterior autoridades de la Secretaría de Comercio Interior anunciaron una doble rebaja al galón de combustible producto de los descuentos registrados en el mercado internacional y la entrada en vigencia del decreto 40-2012, conocido como la Ley de los 60 grados.

La dirigencia de la denominada Coalición Patriótica estimó en su momento que el referido descuento por aplicar esta normativa oscilaría entre 1,50 (US$0,07) y 1,60 lempiras por galón de gasolina.

A este valor se le tenía que añadir el descuento por las mermas a los carburantes en el mercado internacional, referidas por Comercio.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) propone medidas alternas a la aplicación de la Ley de los 60 grados, mientras que los gasolineros se mantienen vigilantes respecto a la facturación que hagan este lunes las importadoras.

La verdad es que taxistas como José Banegas no les interesa tanto confundirse en el mar de cifras y porcentajes del gobierno y prefiere concentrarse en el precio fijado este lunes en la bomba de combustible.

Banegas dijo sentirse defraudadado porque el supuesto descuento de 75 centavos al galón de la gasolina no compensa el rosario de aumentos registrados en el transcurso del presente año.

Los consumidores entre el 26 de diciembre de 2011 y el 10 de abril de 2012 sufrieron una escalada de 16 incrementos de precios generales y consecutivos a los combustibles.

En este lapso el valor del galón de la gasolina superior se elevó en 14,35 lempiras (US$0,73); la gasolina regular en 14,42; el queroseno en 8,19 y el diésel en 7,40.