Lima, Andina. Los despachos de cemento en el mercado peruano sumaron dos millones 546,273 toneladas métricas (TM) entre enero y abril de 2011, 1,76% más respecto a lo registrado en el mismo período de 2010, cuando sumaron dos millones 502,240 TM, informó este miércoles la Asociación de Productores de Cemento (Asocem).

Durante el mencionado período, la producción de cemento fue de dos millones 615,233 TM, lo que representó un alza de 3,21% en relación con el mismo período de 2010, cuando sumó dos millones 533,994 TM.

En el primer cuatrimestre de 2011 las exportaciones llegaron a 21,535 TM de cemento, reportándose un incremento de 1.200% respecto al mismo período de 2010, cuando fueron de 1.200 TM.

En ese sentido, los despachos totales de cemento (mercado nacional más exportación) sumaron entre enero y abril pasado dos millones 567,808 TM, cifra que muestra un aumento de 2,57% respecto a similar período de 2010, cuando sumaron dos millones 503,440 TM.

La información recogida por Asocem es proporcionada por las empresas Cemento Andino, Cementos Lima, Cementos Pacasmayo, Cementos Yura, Cementos Selva y Cementos Sur.

El analista de Maximixe, José Rázuri, indicó que se observa una desaceleración en la demanda de los despachos locales debido al retroceso del sector construcción por el tema electoral.

“Asimismo, se explica por la culminación de algunas grandes obras de infraestructura como la Carretera Interoceánica, que ha dejado de dinamizar el sector”, manifestó a la agencia Andina.

Comentó que un aspecto interesante en los datos al primer cuatrimestre es que las importaciones de cemento vienen creciendo fuertemente, y dicha tendencia se mantendrá dinámica y al alza.

“Si bien esto no es bueno para las empresas peruanas, en la medida que la demanda crezca en los próximos meses la producción nacional como externa servirán para atender los requerimientos del país”, puntualizó.

Rázuri sostuvo que se espera que la caída de los despachos de cemento en el mercado nacional se mantenga hasta finales de junio, y a partir de julio o agosto se retome el dinamismo luego de conocer el resultado de las elecciones presidenciales.